30 mar. 2013

Bielsa para todos



(Por Juan Cristóbal Rojas Zaldívar - Twitter: @cristobalrojas)
Foto: Diario AS (España)

Jornada de viernes tranquila en Lezama. Los jugadores de la plantilla tardaron cerca de 30 minutos extra en salir al terreno de juego. La charla de Marcelo Bielsa se extendió y los cerca de 500 aficionados del Athletic Club no tuvieron inconvenientes en esperar para ver saltar al gramado a las figuras rojiblancas.
El entrenamiento se desarrolló de manera normal, entre conos, hinchas y muñecos inflables. Quienes se acercaron hasta el centro de entrenamiento saben que la posibilidad de acercarse a sus futbolistas y al entrenador es remota, pero existe.
Una vez finalizado el entrenamiento, un chico se acercó a Bielsa para saludarle e intentar obtener la clásica foto de rigor. El primer acercamiento fue una bolsa de golosinas, las que el “Loco” le devolvió inmediatamente. Y no es que el rosarino desconfíe de las intenciones de un pequeño (como si lo hace de los regalos provenientes de los adultos, especialmente de las personas vinculadas a los medios). Ya en su época en Chile, el entrenador rechazaba dulces y postres que se le hacían llegar a modo de agredecimiento. A continuación, un extracto del diario chileno La Tercera, en su edición del 1 de agosto de 2010, donde se retrata la relación de Bielsa con los postres:

“Bielsa estaba de pie, quieto en el umbral de la pastelería Hildegard, sosteniendo una carta, ansioso; la vista fija en el papel. Hasta que apareció la dueña del negocio, Pilar Herrera, y el rosarino recitó: "Le agradezco la atención que tuvo conmigo al enviarme el postre. Reciba como muestra de gratitud el balón que sintetiza el paso por las Eliminatorias y una foto que describe mi origen y función en la Selección. Afectuosamente. Marcelo Bielsa. Saludos a su esposo” .El entrenador y la empresaria se sonrojaron y pasaron el momento con una sonrisa. Hace poco más de un mes, Herrera y su marido, dueños de la pastelería ñuñoína, le enviaron al técnico una bandeja con las "especialidades de la casa". Una delicia para un goloso asumido como el entrenador de la "Roja". Ese mismo día, el rosarino telefoneó a la responsable de su felicidad, agradeciéndole el gesto. Al segundo envío, el "Loco" protagonizó la escena antes descrita. "Me daba las gracias por los regalos y me decía que su estómago lo agradecía, pero su sobrepeso, no. Fue muy tierno, amoroso y muy caballero", recordaba Herrera.”
Volvamos al regalo del niño en Lezama. Una vez que los aficionados vieron que la posibilidad de acceder a Bielsa estaba a la mano, no dudaron en acercarse para retratarse junto a él u obtener un autógrafo. Ante la gran cantidad de solicitudes, Marcelo pidió “un minuto”, junto con la promesa de regresar para atenderlos a todos.
Cuando ya varios pensaban que esa era la excusa para mantener la distancia, por la puerta volvió a aparecer el entrenador, dispuesto a dar atención a cada uno de los hinchas. Ahí, sentado en un banquillo que utilizan los mismos fanáticos para sentarse Bielsa posaba junto a cada uno de ellos.

Este sábado, en conferencia de prensa, Marcelo dejó algunos conceptos interesantes de cara al duelo de este lunes ante Granada:
"En este momento, el objetivo es alejarse de los puestos de descenso"
"A veces la relajación facilita la creatividad, a veces la tensión la dificulta, hay de todo"

"Vamos a jugar con los jugadores que hemos estado trabajando hasta ahora, pero no sabemos si será con línea de tres o de cuatro".

"Hay muchas cosas a las que prestarle atención todavía y como no podía ser de otro modo, mi dedicación es completa a ello".  


No hay comentarios:

Publicar un comentario