13 mar. 2015

"La derrota debilita las exigencias que el entrenador transmite”

Conferencia de prensa de Marcelo Bielsa - 13/03/2015

“El mundo del fútbol sufre una crisis de aparición de grandes jugadores. Y viendo en profundidad la Liga Francesa, y viendo la tendencia de las grandes ligas de adquirir los mejores jugadores del mundo, especialmente los que no están consagrados, observo que en Francia hay 15 jugadores de muchísima proyección menores de 23 años”

“La madurez de un equipo, que es un elemento indispensable para alta competencia, exige articular las necesidades para competir con la construcción de las fuerzas para resolver esas necesidades. Muchas veces, los impulsos para el desarrollo para las capacidades necesarias tienen el origen en el cuerpo técnico y muchas veces la iniciativa surge de los jugadores. En este momento hay un predominio en la iniciativa originada en los jugadores, y yo observo eso como un signo de madurez y crecimiento. Cuando un grupo no necesita recibir órdenes para hacer lo necesario, porque tiene impulsos internos que resuelven esa necesidad, la intervención del entrenador no es necesaria”.

“Después de la victoria del Caen, las exigencias originadas en el trabajo que yo propongo generaron cansancio, hastío y rechazo. Entonces leo esos mensajes y trato de articular respuestas que satisfagan la disminución de la presión mental”

“Siempre la autoridad sufre vaivenes, siempre se debilita. De lo que estamos analizando, lo más significativo es que la derrota debilita las exigencias que el entrenador transmite”

“La semana pasada había dicho que había cansancio mental y rechazo al método. Ahora dije autogestión, ninguna de las dos definiciones fue suficiente para dar por agotado el tema, entonces por eso agrego esta tercera lectura: que he hecho concesiones que debilitan la posición que yo mantengo respecto de cómo llevar adelante esta tarea. Es decir, he hecho concesiones originadas en la percepción de lo que sienten los jugadores, que se diferencian del modo del que yo deseo realizar la tarea. Quiero ser preciso y claro para que no haya ninguna posibilidad de interpretar mal lo que estoy diciendo, porque es lo mismo que dije por tercera vez”

“Aquel que es reclamado, y que nota que el esfuerzo que proponen no provocan los resultados deseados, tiene una tendencia natural a distanciarse de todo aquello que no le produce resultados, y en ese proceso de 3 empates y 1 derrota, se produjo esa situación”

“Los que conducimos seres humanos, cuando vemos que lo que perseguimos no genera el resultado deseado, tenemos dos caminos: responsabilizar a los que ejecutan o revisar las consignas que uno le ofrece. Si un equipo, de 12 puntos obtiene 3, y los 4 partidos son contra equipos inferiores con menos recursos, yo tenía dos posibilidades: responsabilizar a los futbolistas o revisar las consignas. Opté por revisar las consignas. Y la segunda cuestión que escuché lo que sentían los intérpretes e incluí sus opiniones en los argumentos que utilizo para decidir”
“Como en cualquier oficio, la derrota es no conseguir los objetivos. Admitir que hay que variar las herramientas exige tolerar la disminución de la autoestima, que en mi caso, estaba sobredimensionada en la valoración externa que se hacía de mi trabajo, y yo siempre supe que era promedio y mediocre. Quiere decir que no es novedad para mí que muchos de los métodos que utilizo no producen el efecto deseado”

“En este análisis, lo que para mí hay que traer como conclusión, es que todos los métodos autorizan a la victoria y a la derrota. Por cada Mourinho hay un Guardiola, y Guardiola pierde como pierde Mourinho. Pero como gana muchísimo más de lo que pierde, los períodos de análisis de la debilidad del método, es mucho menor. Lo ha dicho Ancelotti, con una frase que resume absolutamente todo: “La misma mano débil, es la que me permitió ganar 3 Champions”. Lo que quiere decir que cuando se ganan Copas del Mundo o Champions, es ductilidad para el manejo de los grandes jugadores. Y cuando pierden, porque todos alguna vez pierden, es debilidad frente a la requisitoria de las estrellas, simplemente una cuestión de proporción. Los grandes reciben este tipo de conjeturas o análisis muy de vez en cuando porque siempre ganan. Y los mediocres, como es el caso mío, con mucha más frecuencia porque habitualmente perdemos. Pero eso dicho con absoluta sinceridad, porque si analiza los títulos en los que yo he participado en mi carrera son muy pocos”


“Cuando dirigía a la Selección Argentina, Brasil tenía grandes laterales, siempre los tuvo. Y para mí la mejor receta es obligarlos a defender”.

4 mar. 2015

"Nos alejamos del que huele mal, y la derrota hace que seamos malolientes”

En una nueva conferencia de prensa de Marcelo Bielsa, el entrenador nos ofrece nuevas concepciones del éxito, el fracaso y las lealtades exitistas. Acá repasamos los conceptos más representativos que dejó la charla con los periodistas:


“Físicamente, las evaluaciones que hacemos después de cada partido ofrecen una conclusión ascendente. El equipo corre más que nunca, es probable que haya fatiga mental, pero creo que si tuviéramos 7 puntos más Olympique de Marsella sería puntero con 3 puntos de diferencia respecto de sus seguidores, y me estoy refiriendo a los tres últimos partidos, y no deberían haber pasado cosas muy especiales para que estos tres partidos a los que hago referencia se hubieran resuelto de otro modo”

“Todos los que trabajamos en esto, sabemos que luchar por objetivos y no poder conseguirlos desgasta la mente de todos los jugadores. Lo que hay que saber, es si la fatiga mental es la que produce los malos resultados, o los malos resultados los que van degenerando la fatiga mental. Ese es un proceso muy dinámico y, seguramente, en el último partido hubo cosas de esa naturaleza”.

“El trabajo que yo hago se trata de convencer. Y uno convence proponiendo un estilo que es el que se recorre para la búsqueda de los objetivos”.

“En la adversidad hay dos opciones: abandonar el camino y demostrar que las convicciones están atadas a los efectos, o reforzar el convencimiento apostando a que el camino elegido es el correcto”.

“Lo importante siempre es lo que expresamos en el campo. Lo que evalúo es lo que sucede en el campo de juego. Para mí, no debería haber sucedido nada demasiado diferente a lo que sucedió para que el equipo fuera puntero con 3 puntos más que sus contendientes. Pero yo sé que ustedes (por los periodistas) no comparten ese pensamiento y no tengo más que resignarme, y tratar de comprobar que estoy equivocado, porque si uno observa que está equivocado y persiste en el error, es un acto de necedad inconveniente. Pero todo aquel que tiene que convencer sabe que los intérpretes dudan cuando los esfuerzos no generan resultados. Entonces, yo hago los cambios en los que creo, pero no cambio por cambiar”.

“Como usted puede verificar por sí mismo, el procedimiento es el mismo en el primer segmento del año que en este segundo período. Lo que ha cambiado, como es natural a medida que crece la competencia y cuando los minutos son absorbidos por 13 o 14 jugadores, es que la exigencia durante la semana disminuye. Obviamente en esta segunda parte, los entrenamientos son mucho más cortos y menos exigentes, pero lo que hay que entender es que todo aquel que recibe directivas, las valora si a través de eso consigue el éxito. Cuando no consiguen el éxito, es natural que la rechacen”.

“Por mi experiencia personal, sé que el método, el estilo y el sistema, es bueno si ganamos. Y si perdemos es malo, y ustedes actúan con esa lógica, que es la lógica de los seres humanos. Durante un período próspero, las evaluaciones son a favor y se exaltan los mismos valores que ahora se rechazan. Ustedes, seguramente, creían que yo era mucho mejor de lo que en realidad soy”.

“Frente a la derrota, ninguna actitud es positiva. Ustedes no están en condiciones de valorar ningún mensaje. Se haga lo que se haga, estará mal hecho”.

“Yo entiendo la lógica con la que operan ustedes, no la critico, la acepto, me someto a eso. Como me importa lo que se diga de mí, escucho y leo las opiniones que ustedes tienen de mi trabajo y veo claramente que se han confundido al evaluar. En la primera mitad del campeonato ustedes creían que yo era muy bueno y que el fútbol francés debía imitar u observar mi forma de proceder, y ahora han cambiado de opinión y se expresan en sentido absolutamente contrario. A mí me parece lógico eso, me ha sucedido en los últimos 30 años”.

“Lo que trato de hacer en la adversidad, es fortalecer mis convicciones y no actuar con necedad negando realidades que merecen ser modificadas. Pero tengo claramente visualizado que, en los procesos negativos, todos te abandonan: los medios de comunicación, el público y los futbolistas. Y eso es natural, es propio de la condición humana. Nos acercamos al que huele bien, y el éxito siempre mejora el aroma del que lo protagoniza. Y nos alejamos del que huele mal, y la derrota hace que seamos malolientes”.

“Nadie te acompaña para ayudarte a ganar, y todos te acompañan si has ganado. Esa es ley de vida, y así lo entiendo, lo acepto y no reclamo absolutamente nada ni pido nada”.

“Cuando evalúo las consecuencias de mi trabajo, estoy obligado a no engañar ni engañarme. Pocas veces he recibido respuestas tan poderosas como las que han ofrecido los jugadores del Olympique de Marsella entregando todo su esfuerzo físico para sacar adelante lo que llevamos de esta parte del 2015. Y eso se expresa corriendo, porque correr es implicarse, correr es no desentenderse”.


“Hay que analizar cómo actúan los líderes ante la adversidad. Hay líderes que cambian el discurso y hay otros que los mantienen. He visto líderes que cambian los discursos y aciertan y revierten, o todo lo contrario. No puedo abandonar mis convicciones, no sería yo. Y sólo modifico aquello que verifico que está errado, pero también valoro lo que se opina de mí, sé que no soy tan bueno como me describían el año anterior, y tampoco soy como me describen ahora”.

“Yo, a esta altura de mi vida, no firmo lo que no voy a cumplir. Entonces adaptamos la exigencia reglamentaria a mi posición personal respecto de firmar algo y luego incumplirlo. No es que yo si estoy a desgano, me voy. Si yo firmé algo, sólo me voy si me echan. Por lo cual, claramente el 31 de junio la institución, la Liga Francesa y yo, sabemos que el contrato finaliza. No tiene rescisión automática, porque para que tuviera una rescisión automática exigiría que una de las partes incumpla aquello que firmé. Y no digo ni que esté bien ni mal, pero no quiero hacer eso. Entonces hay un instrumento jurídico que indica que no depende de mi voluntad ni del club”.

26 dic. 2014

Ser el mejor...

Ser el mejor te quita felicidad, te quita horas con tu mujer, te quita horas con tus amigos, te quita fiestas, te quita diversión. Ustedes tienen un problema muy grande, muy grande: tienen dinero pero no tienen tiempo para disfrutar del dinero que tienen y de lo que el dinero te da en términos de felicidad. Ustedes quisieran comprar tiempo, pagarían por hacer eso como pagaría cualquier persona. El éxito te quita la posibilidad de ser feliz.
Marcelo Bielsa 

2 may. 2014

El fútbol está feliz

¡El Loco vuelve al ruedo! Se confirmó la noticia de que el entrenador Marcelo Bielsa volverá a dirigir en la alta competencia, esta vez al Olympique de Marsella (Francia), donde firmará un contrato por dos temporadas.

Si bien la noticia ya recorría el mundo entero semanas atrás, se confirmó en el día de hoy a través de un comunicado de prensa publicado por las autoridades del club francés, que ahora contará con un entrenador de élite que, seguramente, les dará el salto de calidad en un fútbol hoy liderado por el Paris Saint Germain. "Bielsa va a provocar una revolución", dijo el presidente del Olympique Vicent Labrune confirmando el hecho.

Desde Método Bielsa, nos ponemos muy contentos ante esta nueva oportunidad de conocer más sobre el mundo del Loco, con nuevas conferencias de prensa para escuchar y un fútbol brillante para disfrutar.

4 mar. 2014

Te lo agradezco, pero no


Por Juan Cristóbal Rojas Zaldívar

Mediante un comunicado reproducido por la Federación Peruana, Marcelo Bielsa rechazó la oferta para sentarse en el banquillo de la selección del Rímac
Se acabó la espera y, para muchos, la ilusión de ver a Marcelo Bielsa con la casaca de la Selección Peruana de Fútbol.
Mediante un comunicado publicado a través de la cuenta de la Federación de dicho país, se dio a conocer que la respuesta que el rosarino hizo llegar hasta Lima fue negativa.
En el texto, además, el entrenador agradeció las pretensiones de la dirigencia de contar con sus servicios y lamentó la demora en su respuesta, argumentando que “no fue una decisión fácil”.
Según el mismo texto, la Federación dirigida por Manuel Burga, continúa buscando al sucesor de Sergio Markarián en la banca Banda Sangre, el que será anunciado oportunamente, curiosamente, fue el mismo dirigente quien hace algunos días -según la prensa peruana-rechazó cualquier tipo de negociación con el ex entrenador de la Selección Chilena.
De esta forma, Marcelo continúa sin dirigir –por opción propia- desde su salida del Athletic Club de Bilbao, que se formalizó el 7 de junio de 2013.
A seguir esperando, entonces, para ver a Bielsa calzándose el buzo y sentarse donde nos gusta: al borde de la cancha.