8 mar. 2012

¡Fútbol Total!


El Athletic Club del ‘Loco’ Bielsa le dio un paseo enorme al poderoso Manchester United, en el mismísimo Old Trafford: lo superó por 3 a 2, la diferencia pudo haber sido mucho mayor, e incluso por momentos lo bailó en su propio campo. Gran lección de un fútbol de locos…


Muchas expectativas, mucha gente vasca caminó varios kilómetros para ver en acción a este Athletic Club de Bilbao que realmente da que hablar. Pero más allá de la ilusión, había una realidad: el partido era David vs. Goliat, el pequeño ante el poderoso.

Athletic, un equipo sin grandes estrellas y con todos jugadores nacidos en el País Vasco, se hizo gigante y aplastó a un poderoso equipo como Manchester United. Con figuras como Giggs, Rooney o el mexicano Hernández, el equipo de Ferguson se vio agobiado por un conjunto de Bielsa que lo superó en todas las líneas: fue 3 a 2, por la ida de los octavos de final de la Europa League.

El partido siempre fue uno solo: Athletic Club en campo rival, asediando a un United que sólo atinó a defender los embates rivales. Sin embargo, pegó primero, injustamente, en los pies de Rooney, tras un rebote que dio Iraizoz, que tapó un disparo de ‘Chicharito’ Hernández.

A pesar de estar abajo en el marcador, los de Bielsa jamás se achicaron y continuaron yendo al frente. Toque por acá, toque por allá, gran jugada maestra que culminó con un cabezazo limpio de Fernando Llorente, que de esa manera puso el empate 1 a 1 a los ’44 de la primera etapa.

En la segunda mitad, nada cambió. Es más: creció el Athletic. Ante sus 8.000 seguidores que se acercaron a Inglaterra, hizo lo que quiso con el poderoso Manchester United. Y el segundo tanto llegó posterior a una fabulosa jugada colectiva -típica del Barcelona- entre varios jugadores de ataque del Athletic. “Globito” de Ander Herrera para asistir a De Marcos, quien, en posición prohibida aunque no observada, definió como los que saben y puso el 2-1.

Con la victoria transitoria, Athletic Club soñaba despierto. Siguió el toqueteo infernal, y llegó también el tercer gol, en los pies de Iker Muniain. El 3 a 1 era un baldazo de agua fría para el Manchester United, que sin embargo contó con un penal infantil de De Marcos en el último minuto, que Rooney cambió por gol para poner el 3-2.

Tres goles de visitante, gran juego desplegado, y una ilusión que crece con el correr de los días, eso es lo que ha dejado el equipo de Marcelo Alberto Bielsa, el DT que supo cambiar la mentalidad del Athletic Club. La revancha será en 7 días. ¿Podrá el Athletic sorprender al mundo y tumbar, definitivamente, al poderoso Manchester United?

1 comentario:

  1. No sé como será el partido del jueves próximo, o la final de la Copa del Rey, o como terminará la tabla de la Liga esta temporada. Uno no tiene la bola de cristal, tiene deseos enormes que a Bielsa le vaya bien, más que bien, que reciba en el país vasco aquello que su propio país le ha negado siempre: respeto y admiración incondicional (incondicionalidad frente a los resultados numéricos). La Argentina del ventagismo, del salvesequienpueda, de la ley del gallinero, de resultado mas allá de las formas, de los periodistas obscenos que destriparon a Bielsa porque no los atendía personalmente, esa Argentina no se merece a Bielsa. Deseo fervientemente que el país vasco lo acoja como lo hizo Chile, con respeto, humildad y deseos de mejorar a fuerza de trabajo honesto.

    ResponderEliminar