14 abr. 2012

Conferencia de Bielsa 14/04/12

“Las particularidades del equipo rival, es un equipo aguerrido, que se prodiga, se entrega, nunca permite que el rival se sienta cómodo. Así que eso es lo que imaginamos como una de las dificultades centrales de mañana. Y aparte tiene delanteros de peso”

“Sin ignorar la importancia de lo que se disputa en los dos juegos ante el Sporting, la formación del equipo para mañana indica que consideramos ambas competiciones como igualmente valiosas. Esas apreciaciones hay que confirmarlas con las decisiones y así sucede. El partido de mañana para nosotros es muy importante, y el del jueves también”

“El currículum, lo que ha desarrollado aquí, con anterioridad de dirigir al Athletic, y la actual campaña, me exime de que tenga yo que calificarlo de la eficacia de las tareas”

“Anticipar el planteo de un partido es arriesgado. Uno nunca sabe si finalmente va a suceder lo que imagina, tampoco es determinante. Finalmente, siempre los planteos que se oponen en un partido tienen dificultades para ser superados y para ser impuestos, también. Así que lo importante es superar la oposición e imponer el proyecto de cada equipo. El fútbol es eso”

“Hay un indicativo que es la edad del equipo. Supuestamente, la edad de un equipo, cuando es de 23 años, presupone que los jugadores no han jugado la cantidad de partidos importantes que es necesario enfrentar, para que esta pregunta que usted haga pueda ofrecer una respuesta poco más firme. Los jugadores se miden por la capacidad de superar los grandes partidos, y por tomar los partidos que no son tan grandes como si lo fueran. Y para eso hace falta tiempo. Pareciera que la pregunta va dirigida más que nada a la capacidad, que está verificada: son jugadores capaces. La capacidad de un jugador hay que demostrarla. Una cosa es tenerla y otra cosa es poder demostrarla”

“Aun en los momentos numéricamente desfavorables, los comportamientos físicos, técnicos, anímicos, han sido estables. Así que si usted me pregunta estamos cerca de la media, siempre en un nivel estable”

“Es tan desafortunado vincular el partido con la muerte de una persona que me resisto a la ligazón que usted propone. Usted me dice ‘repercutir”… disculpe, yo no quiero enfrentarme con su idea ni muchísimo menos degradarla. Pero no puedo responder porque usted está preguntándome si el rendimiento esta sujeto a las sensaciones que genera la muerte. No se puede responder esa pregunta. No se debe responder. No puedo vincular rendimientos con este episodio, porque este episodio es tan significativo que no debe ser emparentado con nada, y muchísimo menos con el rendimiento. Y no lo tome como una afirmación que menos valora su pregunta, pero no puedo no contestarla de otro modo. En todo caso, discúlpeme…”

“Esa es una descripción de los hechos, y ¿cuál es la pregunta? (…) Insisto, me parece que lo que suceda en el campo no es limítrofe con la cuestión. Hay cuestiones que son tan trascendentes que hacerlas limitar con aspectos que tienen que ver con el juego mismo, no se… A mi me cuesta mucho conciliar esas cosas, a lo mejor tiene sentido lo que usted dice que es lo mismo que dijo su compañero, que es decir ‘mire si usted va a desarrollar una actividad en un ambiente que esta influenciado por un hecho como la muerte de un aficionado, ¿cómo piensa que va a repercutir en el rendimiento de los jugadores?’. Si eso tiene lógica, yo me resisto a hacer la comparación, porque me parece que hacer la comparación es compatibilizar cosas o vincular cosas que relativizan mucho el significado de la muerte, porque si la muerte de un aficionado nos sirve para generar conclusiones de cómo va a repercutir ese ambiente en el rendimiento del equipo, uno dice ‘¿cómo podemos transitar este hecho por ese lado?’. ¿Me sigue lo que le quiero decir?”

“Siempre pienso que es indispensable ganar”

No hay comentarios:

Publicar un comentario